JORGE DORE- POESIA

GOLGOTA

Gólgota repulsivo y desolado

en el que Dios, tronando de dolor,

liberó con su sangre al pecador

del infamante estigma del pecado.

Faro del peregrino descarriado 

donde, henchido de llagas y de amor, 

quiso nuestro Divino Redentor

brindarnos un refugio en su costado.

Allí, en su corazón, nos dio cobijo

y como un tierno padre con el hijo

que vuelve de penosos cautiverios,

nos prodigó sus gracias y sus dones

bañando nuestros pétreos corazones

con la gloriosa luz de sus misterios.