Hugh O’Reilly -Requiescant in Pace …

Cuando un miembro de la familia de un señor fallece, queda expuesto en el gran salón del castillo, sobre un solemne féretro cubierto donde yace el cuerpo, vestido con sus ropas más hermosas y, a menudo, embalsamado.

F013_CharlesVI.jpg - 49431 Bytes
En el funeral del rey Carlos VI, el féretro está cubierto con una rica tela roja y está vestido con los colores azul y dorado de Francia.

El color de luto suele ser violeta o, más raramente, negro. La viuda viste habitualmente ropa blanca de luto, siguiendo el ejemplo de las reinas a quienes la etiqueta prescribe este color. Esto explica por qué una Reina Madre a veces se llama Reine Blanche , Reina Blanca.

El ataúd, cubierto con cortinas de damasco dorado o tela roja, es llevado a la iglesia donde será inhumado, no sobre los hombros de los sirvientes o aldeanos, sino sobre los de sus amigos más cercanos o vasallos principales. Cuando el relicario que contenía los huesos de San Luis, fallecido en Túnez, fue trasladado a Francia, Felipe el Temerario, el hijo del Rey muerto, lo llevó a la Iglesia de San Denis.

Para la ocasión, los nobles que llevan el féretro visten largas túnicas negras con capuchas y se llaman pleurantes , los que lloran. A veces, el cuerpo también es seguido por una persona que se viste y trata de caminar como el señor muerto.

En cuanto a la tumba construida , ya sea en el coro o en la cripta de la iglesia, todos, o casi todos, siguen el mismo modelo gisante o acostado. Es decir, la efigie, o representación del difunto, reposa sobre la piedra funeraria.

F013_Pleurants.jpg - 34664 Bytes
Les Pleurants , los principales vasallos del duque de Borgoña están representados portando su efigie de piedra –  Louvre, París

Estas tumbas también están inspiradas en convenciones que permiten al espectador reconocer de un vistazo ciertos detalles de la vida del difunto. Si el caballero murió en el campo de batalla, el escultor lo representa totalmente armado con su espada desenvainada en su mano derecha, su escudo en su izquierda y sus pies descansando sobre el costado de un león dormido. Si murió en su cama, se le presenta con la cabeza descubierta, sin cinturón, espada o escudo, los pies sobre un galgo. Una valla de hierro alrededor de la efigie indica que el señor murió en cautiverio.

En cuanto a una dama noble, su efigie la muestra con un vestido largo, las manos unidas en oración y a sus pies un perro, símbolo de la fidelidad conyugal.

Solo los señores muy altos tienen derecho a ser representados en mármol, ya que todavía era muy raro y caro en la Edad Media. Los nobles de un nivel inferior se complacen en tener una efigie de piedra con solo la cara y las manos de mármol. Los burgueses solo tienen derecho a realizarlos en piedra.

F013_Crusader.jpg - 23630 Bytes
Una efigie con las piernas cruzadas indica un cruzado. Su mano sacando su espada de su vaina representa que murió luchando por la defensa de la Fe Católica