Mensaje con pedido de publicación

Hemos recibido el siguiente mensaje con pedido de publicación

Humildísimo de San Rafael

Un señor, que se presenta con el nombre de González De Córdoba, publicó el siguiente comentario al artículo del Padre Ceriani sobre la Comunión en la mano:

Hay tipos soberbios y luego está el “Padre” Ceriani.

Si, en mi humildísima humildad, entiendo bien al señor González, para estar muy alejados de la soberbia habría que sostener lo totalmente opuesto a lo dicho por el Padre Ceriani, es decir, tal como sigue:

» Está bien que los fieles católicos puedan acudir a un ministro no católico para recibir el Sacramento de la Eucaristía.

» Está mal que en el pasado se haya prohibido recibir los Sacramentos de manos de los cismáticos.

» Los sacerdotes deben aceptar, obedientemente, administrar la Eucaristía a los miembros de “iglesias” orientales y de otras “iglesias”, así como a los demás “cristianos” que no están en comunión plena con la Iglesia católica.

» Estos sacerdotes, según el humilde Carlo Maria Viganò, son buenos sacerdotes y clérigos que no anteponen la obediencia cortesana al debido respeto al Santísimo Sacramento; sacerdotes que no quieren profanar la Sagrada Eucaristía.

» Está mal que en el pasado se haya prohibido la communicatio in sacris y, por lo tanto, administrar los Sacramentos de la Iglesia a los herejes o cismáticos.

» Está bien que el Hermano Roger haya recibido la comunión en la mano de manos del cardenal Ratzinger.

» Está bien que el anglicano y genocida Tony Blair haya comulgado en la capilla privada de Juan Pablo II.

» El acto del anciano Matatías fue una acción propia de un fanático fundamentalista.

» Es correcta la disciplina de la iglesia conciliar sobre el modo de recibir la comunión recordada por Héctor Aguer: “de pie o de rodillas, en la boca o en la mano”. El problema radica, solamente, en que se obligue a recibirla exclusivamente en la mano.

» Es totalmente pura y sana la disciplina de los ministros extraordinarios de la sagrada comunión por la cual los laicos manosean la Eucaristía.

» El Breve Examen Crítico del Novus Ordo Missæ es un escrito propio de un fanático trasnochado.

» En cuanto a la rúbrica que ordena “la preservación de los dedos de cualquier contacto profano después de la Consagración” es ultramontana.

» En cambio, la “innovación pastoral” de las toallitas higiénicas de Ramiro Sáenz es conforme a la más pura doctrina.

Ahora bien, como, en mi humildísima humildad, todas estas proposiciones me parecen totalmente alejadas de la recta doctrina, propongo que el señor González de Córdoba revise su Catecismo, por no decir otra cosa y ser acusado de soberbio.