P. BASILIO MÉRAMO: CRÍTICA AL COMENTARIO ELEISON 124

Respuesta al comentario Eleison 124

En su comentario Eleison nº 124 del 21 noviembre de 2009 el autor trata o pretende responder a la objeción de un lector que cuestionaba los ritos equívocos de la Nueva Iglesia post conciliar.

Es increíble que con su inteligencia británica, de supuesta superioridad  intelectual, no distinga o no vea la diferencia entre intención y significación sacramental identificándolas, lo cual debería ser evidente para cualquier intelecto medianamente normal.

Es sorprendente que con apariencia de verdad y artilugio de razonamiento ponderado,  con todo el peso de su dignidad episcopal, se pretenda dar una respuesta eludiendo el punto fundamental, cual si se tratara de desviar el tiro del blanco, pues no es lo mismo hablar de la significación que de la intención. Si la intención del ministro puede ser afectada, es porque la significación del rito esencial (forma sacramental) ha sido afectada.

La objeción, apunta a la significación sacramental esencial, que no puede ser ni ambigua, ni equívoca, ni indeterminada, pues los ritos católicos deben  producir ex opere operato la gracia que significan. Un rito ambiguo en su significación no puede producir ex opere operato la gracia que significa dada su ambigüedad.

Quede claro, la significación sacramental de la forma debe de ser determinada, inequívoca, es decir exclusiva y unívoca; no puede ser equívoca, imprecisa, ambigua, pues es evidente, que para cumplir la definición de todo sacramento, que dice que los sacramentos son signos sensibles que producen ex opere operato (por la acción misma realizada) la gracia que significan. La significación no puede ser ambigua ni equívoca pues tiene que significar determinadamente la gracia que debe producir, pues un rito equivoco por su misma equivocidad o ambigüedad no puede producir la gracia que debe estar determinada.

Claro está, que esto a su vez afecta la intención del ministro, al punto que si se rige por el texto de la fórmula y de su significación ambigua  no puede (al menos sin corrección o rectificación  explícita) significar la gracia que debe  producir un sacramento, equivoco en su significación; no puede producir ex opere operato la gracia que significa dada su misma ambigüedad; puesto que la significación al ser equivoca o ambigua no significa lo que debe de producir. La Iglesia no puede dar,  ni tener, ritos sacramentales ambiguos en su significación sacramental  para producir la gracia. En este orden queda excluida la ambigüedad o la equivocidad sacramental que atenta contra la definición misma de todo sacramento católico.

Los ritos ambiguos, en la significación esencial son falsos y vienen de la Nueva Iglesia post conciliar.

Como decía mi tío el cura, mente superior domina mente inferior, lo cual sería lo  mismo que decir que los argumentos tienen su peso en las razones en que se fundan, y no en quien los diga, aunque éste sea un Obispo y el otro un simple cura. De aquí el adagio “Amicus Plato sed magis amica veritas”.

Padre Basilio Méramo

Córdoba – 30 de Noviembre de 2009

10 comentarios sobre “P. BASILIO MÉRAMO: CRÍTICA AL COMENTARIO ELEISON 124

  1. «…los sacramentos son signos sensibles que producen ex opere operato (por la acción misma realizada) la gracia que significan»

    ¿Y no podrían producir mas o menos gracia?… porque según entiendo la gracia que se recibe depende de la predisposición del que la recibe. En este caso sería del que la dá…

    Saludos
    Matías

  2. P. Méramo,

    De acuerdo, pero…¿era necesario ser tan enredado para decir que si hay ambigüedad no hay Sacramento?.

    Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum

  3. NO PUEDEN IR DE LA MANO AMBIGÜEDAD Y SACRAMENTO SE DIGA CON POCAS O MUCHAS PALABRAS, COMO NO EXISTE UN CUCHILLO SIN MANGO QUE NO TIENE HOJA . LOS SACRAMENTOS PORTCONCILIARES FUERON HECHOS DELIBERADAMENTE AMBIGUOS NO PARA EDIFICAR A LAS ALMAS SINO PARA DESTRUIRLAS, PARA CEGAR LAS FUENTES DE LA GRACIA.

  4. Carmen, querida hermana.

    Precisamente, una persona con la preparación del P. Méramo, podría intentar ser claro como usted.

    ¿No es precisamente la ambigüedad y la confusión lo que intridujo la Sinagoga durante el Vaticano II?.

    Perdón D. Basilio, pero a diferencia de otras ocasiones, es difícil de entender este escrito. Si breve, bueno, extenso no tan bueno.

    Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum

  5. Por piedad, Padres Ceriani y Mèramo, ¿no podrìan poner en orden sus ideas antes de escribir? Un discurso bueno, si es breve, es mejor.

    ¡Què manera tan complicada de decir las cosas! Con què facilidad ‘se les hace bolas el engrudo’. Por cierto, en ese punto, mucho tendrìan que aprender de su gran fantasma, Mons. Williamson, tan superior a los dos en tantos aspectos.

    Ni modo, esa es la realidad.

    Panchus IV.

  6. “Ave Maria Purissima”
    – Sine Labe originali concepta –

    Sr. Director, caros Cristianos en la unica y verdadera Fé, saludos en los sagrados corazones de Nuestro Señor JesuCristo, y la Santisima Virgen Maria

    MIGUEL FLORECITAS:
    +
    +
    Según tu comentario, la suma teológica, debe ser NO BUENA, por extensa…
    +
    +
    Logan, Carmen, y demas serios comentaristas, El reverendo padre Méramo, en este comentario, esta demostrando el sofisma «de apreciacion» entre intension y significación» de manera magistral, Es por mucho, mejor que decir SI o NO, dado que la dilucidacion de primera premisa a juicio, se ve afectada por los silogismos, y si no es dado entenderles, tampoco sera asequible el juicio, DIOS les guarde y SEA PARA SU GLORIA.

  7. Panchus IV.

    Que te aproveches del error de redacción del P. Méramo no justifica ni enaltece un ápice al «Pajarillo que trina desde las ramas» sobre temas superfluos, cuando es el caso, y pésimamente en materia doctrinal, cuando es el caso también.

    Mucho menos cuando Williamson dice defender la Iglesia, la Tradición y la Fe, pero participa activamente en «misas» sacrílegas realizadas en templos paganos y desacralizados como la Basílica de la Barca Invertida en Lourdes y otros de la Neo Iglesia.

    Así que nada tiene que ver un error involuntario del P. Méramo con tus falsas apreciaciones pro pajarito trinador.

    Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum

Los comentarios están cerrados.