SAN MELITON

MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

coronacic3b3n-de-la-virgen-fra-angc3a9lico

 Hoy nos encomendamos a:

SAN MELITON, ARZOBISPO DE CANTERBURY (624 p.c.)

SAN MELITÓN era un abad romano, probablemente del monasterio de San Andrés, a quien el Papa San Gregorio el Grande envió a Inglaterra en el año 601, a la cabeza de un segundo grupo de misioneros para ayudar a San Agustín. Después de haber trabajado tres años en Kent, Melitón fue nombrado obispo de Londres o de los sajones del este. Por entonces bautizó al rey Saberte y a muchos de sus subditos. A la muerte del monarca, sus tres hijos, que no habían sido bautizados, volvieron abiertamente a la idolatría. Sin embargo, pidieron a Melitón que les diese a comer “el buen pan Manco” —como llamaban al Santísimo Sacramento—, pues su padre acostumbraba comerlo. Como el santo se negase a ello, le expulsaron del reino; Melitón pasó a Francia, pero al poco tiempo fue llamado nuevamente a Kent, donde había trabajado al desembarcar en Inglaterra. Sucedió a San Lorenzo en la sede de Canterbury, en 619. Derribado en el lecho por la gota, el santo arzobispo detuvo con sus oraciones un gran incendio que amenazaba a la ciudad. Las diócesis de Westminster, Brentwood y Southwark celebran su fiesta.

Leer el Santo Evangelio del día  y catena aurea