Cardenal Arinze: El Papa consideraría adelantar saludo de la paz en la Misa

¿DE QUE TRADICIÓN HABLA? NO ES LA QUE NOSOTROS CONOCEMOS DE LA IGLESIA DE SIEMPRE….

arinze-cardinal-2jpg

El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Francis Arinze, señaló que el Papa Benedicto XVI consideraría cambiar el momento del saludo de la paz al momento del ofertorio en la Misa «para crear un momento de recogimiento mientras nos preparamos para la comunión».

En ocasión de sus 50 años de ordenación sacerdotal, L’Osservatore Romano entrevistó al Purpurado quien explicó que actualmente se está reflexionando sobre «una colocación distinta del signo de la paz durante la Misa. Con frecuencia no se comprende el pleno significado de este gesto. Se piensa que es una ocasión para estrechar la mano de los amigos, cuando en realidad es un modo para decir a quien está cerca de uno que la paz de Cristo, presente realmente en el altar, es también para todos los hombres».

Seguidamente precisó que «para crear un clima más recogido mientras nos preparamos para la Comunión, se ha pensado transferir el saludo de la paz al ofertorio. El Papa ha hecho la consulta al Episcopado y luego se decidirá».

El Cardenal Arinze explicó luego que su dicasterio «no es una especie de ‘policía’ eclesiástica o de ‘interventora’ para todos los problemas. El dicasterio nació en primer lugar para promover el culto divino», aunque «ciertamente no podemos cerrar los ojos frente a las situaciones objetivamente problemáticas».

El Prefecto dijo luego que «en la Redemptionis Sacramentum de 2004 se indica que muchos de los abusos» litúrgicos «no se deben a una mala voluntad sino a la ignorancia. Algunos no saben, pero además no saben que ignoran algo. No se sabe, por ejemplo, que las palabras y los gestos tienen raíces en la tradición de la Iglesia. Así se cree que siendo más original y creativo cambiando textos o gestos. Frente a estas situaciones, es necesario reafirmar que la liturgia es sagrada y es la oración pública de la Iglesia».

9 comentarios sobre “Cardenal Arinze: El Papa consideraría adelantar saludo de la paz en la Misa

  1. ¡Ojo! La tradición no se inventó ni apareció recién en Trento. Ni tampoco bajo Constantino. Hay que remontarse desde Jesús y los doce apóstoles en adelante. Si no hacemos esto, le estaremos dando la razón a los difamadores que dicen que nuestra Santa Iglesia es un invento de Constantino que disfrazó el paganismo romano dándole el nombre de cristianismo, y nosotros sabemos que esa afirmación es falsa.

  2. Dios quiera q de a poco, la misa se vuelva a restaurar, y vuelva hacer la tradicional, Yo tengo fe, q el Santo Padre Benedicto, lo va a hacer de apoco!!!!!!!!!
    Oremos por el, y no critiquemos mas a la Iglesia, hay q amarla, y tratar de ser santos. Amar al projimo

  3. Una pregunta:

    ¿La paz en la Misa Tridentina es simplemente el gesto de manos, o cómo se hace para que sea una paz verdadera? Todavía tengo escasa información y no he ido a ninguna.

    Abrazos.

  4. GATOPARDISMO, BONAPARTISMO.

    Cambiar para que TODO SIGA IGUAL.

    No la pegan. Ya probaron TODO(o faltará algo más?…mmm)

    ¿Porque no pureban con LA VERDAD?

    Si ya tienen la VERDADERA LITURGIA que recibieron de la VERDADERA IGLESIA CATÓLICA. ¿Para que seguir DIVAGANDO?

    ¿O es MALA LECHE? (culpable o necesaria?)

  5. Esa noticia tiene dos o tres años mas o menos, al final del congreso Eucaristico, sin embargo, ¡¡¡cuan difícil es parar las malas costrumbres adquiridas!!!

  6. La reforma de la misa, a cargo de un cardenal ultraconservador
    05:33
    Es el español Antonio Cañizares. Lo designó el Papa para llevar adelante cambios en la liturgia.

    Por: Julio Algañaraz Diario Clarín, Argentina 26 de noviembre de 2008

    «Los enconos están al rojo vivo entre la España laica y la Iglesia ibérica, agravados por el caso del crucifijo y los símbolos religiosos en una escuela pública de Valladolid que ordenó retirar un magistrado en nombre del Estado aconfesional. Uno de los más duros antizapateristas es el primado español, el arzobispo de Toledo, cardenal Antonio Cañizares, quien calificó de «cristofobia» lo que está ocurriendo.

    Muy amigo del Papa, quien en 2006 le dio la púrpura, se supo que en diciembre Cañizares será promovido por el Papa a prefecto de la estratégica Congregación para el Culto Divino, que tiene a su cargo el cuidado de la liturgia y los sacramentos.

    La llegada del cardenal Cañizares a Roma significa para muchos que la guerra santa contra Zapatero y su gobierno socialista se acentuará irremediablemente cuando ya el ambiente está recalentado. Matrimonio entre homosexuales, aborto, divorcio, lucha por la memoria contra los crímenes del franquismo. Con Cañizares la Iglesia dice basta también en Roma.

    Algunos sectores en Roma consideran que la decisión del Papa de convocar a la Curia Romana al amigo Cañizares es una sutil maniobra que los italianos llaman «promoverte para removerte» y los criollos «la patada hacia arriba», con el fin de quitar de la primera línea de la batalla permanente contra la pesadilla laica y socialista que gobierna a España a uno de sus principales protagonistas. El objetivo: aliviar la confrontación.

    Muchos no creen en los ambientes diplomáticos y vaticanos que este sea el escenario. Ya en junio se hablaba del nombramiento del cardenal Cañizares porque el Papa lo quiere como colaborador cercano en un tema al que da la máxima importancia: la restauración litúrgica preconciliar.

    Benedicto XVI nunca ocultó cuando era el cardenal Joseph Ratzinger, guardián de la ortodoxia en los tiempos de Juan Pablo II, que detestaba los cambios litúrgicos producidos por el impulso del Concilio Vaticano II y las reformas de 1970 aprobadas por Pablo VI.

    Desde hace tres años, cuando fue elegido al trono de Pedro, Benedicto XVI está actuando con firme paciencia su plan para volver a los viejos tiempos de la misa del Concilio de Trento y hasta las reformas de Juan XXIII. Reimplantó la misa en latín aunque no la hizo obligatoria. Está modificando la estructura de la misa reformada y se apresta a pasar del fin del oficio religioso a la mitad de la celebración el saludo de la paz, haciéndolo «mas sobrio, menos exagerado». Quiere enfatizar la figura central de Cristo en la misa poniendo al sacerdote de espaldas a la asamblea. Reducir el uso de las lenguas nacionales. Ni que hablar de las guitarreadas y las músicas folklóricas. Volver a la música sacra.

    El cardenal Cañizares será un instrumento utilísimo en manos del Papa. Su fidelidad a las tradiciones son indiscutibles. En Internet se puede ver al purpurado español en julio de 2007 oficiando una misa preconciliar vestido con la antigua capa magna de cinco metros de cola durante la ordenación de dos nuevos curas en la sede cercana a Florencia del Instituto Cristo Rey, bastión de los tradicionalistas.

    El cardenal africano Francis Arinze, actual prefecto del Culto Divino, celebró el domingo último su jubileo sacerdotal y se apresta al retiro en las próximas semanas, cuando llegue el español Cañizares.

    El recambio en el «ministerio» del culto del Papa comprende también al secretario de la Congregación, el arzobispo ultraconservador cingalés Malcom Ranjith Pabendiga, quién fue el encargado de anunciar hace un tiempo que el Papa no daría más la comunión en las manos a los fieles y que este es el camino auspiciado desde las cumbres del Vaticano. Los feligreses que comulgan con el Papa reciben la hostia en la boca y no se acepta más la variante de recibirla en las manos, que fue otra apertura de los tiempos de renovación del Concilio Vaticano II.

    En el Vaticano se asegura que el celo tradicionalista del cardenal cingalés será pronto premiado por el Papa que lo hará arzobispo de Colombo, la capital de Sri Lanka, y más tarde seguramente cardenal.!

    LUISE

  7. Oremos por el retorno a la verdadera adoración y veneración de Nuestro Señor Jesucristo… que no se tema más a las personas que a Dios…

  8. Tomado de María, Trono de la Sabiduría

    La primitiva Iglesia celebraba con gran amor los misterios de la fe… los fieles llevados por el impulso de la fe recia de los apóstoles, se unían a esta preparación y activamente tomaban parte…
    Los salmos melódicamente cantados llenaban la estancia, y los corazones transmitían el gozo y la alegría de los bienaventurados… El Espíritu Santo estaba presente llenándolo todo de sus divinas gracias, cumpliendo así su promesa de asistencia a la Iglesia… Asi se celebraba no sólo el día del Señor sino el resto de las festividades en las cuales la Iglesia tenía algo importante que conmemorar.

    Mientras en el cielo, sede de la Iglesia triunfante, siguen celebrándose con gran júbilo los misterios de la fe y otras muchas festividades, en la Iglesia peregrina van DESAPARECIENDO poco a poco los días festivos, días señalados especialmente para alabar y bendecir a Dios . SE PIERDE el concepto de ALABANZA, se ANULA lo Sagrado, se DETERIORA LA FE y se CORROMPEN las costumbres. LA DESACRALIZACION ha traspasado los muros de la Iglesia y ya sólo queda una cosa que hacer: ORAR para que Dios se apidade del mundo. Porqueunos y otros ESTAIS ADELANTANDO «el misterio de iniquidad». Deberíais guardar FIDELIDAD A LAS TRADICIONES HEREDADAS.
    Las fuerzas del mal, buscaron con afán destruir la primitiva iglesia y acabar con la doctrina de Jesús y con todo vestigio de lo Sagrado. Satanás nada pudo contra Jesús, y el diablo arremetió contra la «Mujer que había dado a luz al Hijo varón» Pero la Mujer venció al Dragón por el poder de la Gracia. «Entonces el diablo, despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos».

    Esta profecía se está realizando ahora. Y Satanás busca por todos los medios a su alcance, y son muchos, barrer de la tierra el nombre de JESUS; DESPRESTIGIA SU DOCTRINA y «da espíritu de sopor y ciega vuestros ojos para que no veais» y no comprendáis que ha llegado la hora» y «ya estamos en ella» en la que nos SOLO «TRATARÁ DE CAMBIAR LAS FESTIVIDADES Y LA LEY» (Dan. 7,25) sino que las abolirá hasta eliminar todo lo sagrado.

    Oremos pues si, es verdad, estamos en los tiempos en que se nos han cambiado los tiempos (festividades religiosas) y la ley se deforma hasta convertirse en los derechos del hombre en vez de los Mandamientos de Dios…

Los comentarios están cerrados.