ESTEBAN SÁNCHEZ MALAGÓN: LA GRANJA HUMANA

Misterios de iniquidad

BOVINO, PORCINO, CAPRINO…

SI DE GANADO SE TRATA…

VACU-NO

En el año 2010, mi sobrino Salvador Malagón (40 años aprox.) por una simple gripe acudió a las instalaciones del IMSS (instituto Mexicano de Seguro Social) a urgencias médicas a las 10 p.m. para que le dieran un medicamento para poder trabajar al día siguiente. Se le administró la vacuna vs. la influenza estacional; se fue a su casa, y a las 2:00 a.m. del día siguiente murió.

Algunos amigos y familiares, a quienes también se la administraron, obtuvieron reacciones nada favorables, estando varios días “fuera de combate”.

El Nuevo des-Orden Mundial está llevando a cabo un “test” masivo para ver qué tan dócil se encuentra el rebaño respecto a la vacuna.

Ya lo hizo con el bozal, y ha obtenido buenos resultados, gracias a la IGNORANCIA y a la mentada I-RESPONSABILIDAD SOCIAL de la gente; ahí es dónde encuentra su fuerza el plan-demia.

A mayor ignorancia y a mayor responsabilidad social, mayor fuerza; entre más grande se haga la mentira, la verdad se va haciendo más pequeña.

Por eso, el pasado 15 de noviembre de 2020, en España el PSOE y Podemos impulsaron un protocolo para “monitorizar y vigilar” las campañas de desinformación, quedando constituido OFICIALMENTE “el ministerio de la verdad”, que más bien debería llamarse ministerio de la mentira, porque para estos desgraciados la verdad hoy es “fake news”.

El Nuevo des-Orden Mundial quiere izar la bandera de los asintomáticos para hacer creer que estos son la verdadera causa del agravamiento del plan-demia covid-19. Tomando por el cuello a los “rebeldes”, perdón a los “asintomáticos”, y forzándolos a la vacunación por el bien de la humanidad.

El 24 de enero marca el primer aniversario de un evento trascendental, pero en gran parte desapercibido en la historia de la pandemia Covid-19: el primer informe publicado de un individuo infectado con el nuevo coronavirus que nunca desarrolló síntomas. Esta pronta confirmación (24 enero 2020) de una infección asintomática debería haber hecho sonar las alarmas y alterado profundamente nuestra respuesta a la tormenta que se avecinaba. Pero no lo hizo. Un año después, todavía estamos pagando el precio de este catastrófico error.

Al menos una de cada tres personas infectadas con SARS-CoV-2, el virus que causa Covid-19, no presenta síntomas. Esa es la conclusión de una revisión que acabamos de publicar en Annals of Internal Medicine. Resume los resultados de 61 estudios con más de 1,8 millones de personas. (2 millones según han “muerto por COVID-19” en todo el mundo)

Pero durante gran parte de la pandemia, la feroz resistencia, e incluso la negación total, al reconocer este patrón de enfermedad no tan típico llevó a prácticas de prueba ineficaces que permitieron que la pandemia se saliera de control.

Esto dicen un par de individuos que hacen “ciencia genómica” en Estados Unidos, DANIEL P. ORAN y ERIC J. TOPOL, que, con todo respeto, no sé bajo qué estupefacientes estaban cuando escribieron esto, porque, quién en su sano juicio ha experimentado una gripe sin síntomas (estornudos, congestión nasal, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, dolor de huesos, falta de apetito etc.), o más grave, una neumonía sin síntomas, o como estos pseudocientificos dicen: Varios estudios han informado exploraciones pulmonares anormales en personas infectadas sin síntomas, así como miocarditis, un tipo de inflamación del corazón. Más del 90% de las personas infectadas con poliovirus no presentan síntomas. Y se estima que alrededor del 75% de las infecciones por influenza son asintomáticas. Sin embargo, estos importantes precedentes se han ignorado en gran medida.

Aunque el conocimiento sobre la infección asintomática ha evolucionado enormemente, las tácticas para combatir la pandemia no lo han hecho. Ahora es obvio que evaluar solo a aquellos con síntomas, como era común al comienzo de la pandemia, es un error porque ignora las legiones invisibles de personas infectadas que no presentan síntomas. Pero no basta con aumentar el número de pruebas. El problema es que las prácticas de prueba actuales no son adecuadas para detectar y contener una infección asintomática.

El lanzamiento de las vacunas Covid-19 conlleva el riesgo de una nueva ola de infecciones asintomáticas.

Se ha comprobado que las dos vacunas autorizadas por la Administración de Drogas y Alimentos previenen enfermedades, pero no infecciones asintomáticas. Incluso después de la vacunación, el coronavirus aún puede residir temporalmente en el revestimiento del tracto respiratorio, lo que permite infectar a otros. Los resultados preliminares de un ensayo de vacuna parecen alentadores, con una aparente reducción de dos tercios de la infección asintomática después de la primera dosis. Pero se están realizando muchos otros estudios.

Por otra parte, China prepara campos de concentración, perdón, campos de cuarentena. Una serie de pequeños brotes localizados (3 en Beijín), llevaron a las autoridades chinas a prepararse para trasladar pueblos enteros a instalaciones de cuarentena según afp_tickers.

(AFP) La ciudad de Shijiazhuang, en el norte de China, construye a toda prisa un gran centro de cuarentena, con una capacidad de más de 4.000 personas, para frenar el brote de covid-19 en la ciudad. Los equipos de construcción trabajan día y noche en un campo de las afueras de la ciudad, donde ya instalaron miles de unidades prefabricadas.

China había logrado hasta ahora controlar en gran medida el virus, mientras el resto del mundo luchaba contra el aumento del número de muertes y los hospitales saturados.

Dalian, Mudanjiang y Beijín son las tres localidades donde ha habido “brotes” (15 máximos)

Sin embargo, una serie de pequeños brotes localizados ha llevado a las autoridades chinas a ordenar test masivos, confinamientos estrictos y a prepararse para trasladar pueblos enteros a centros de cuarentena para acabar con el brote.

La cepa que volvió a China no se conoce bien

La situación en las afueras de Shijiazhuang, en el norte de China, recuerda los esfuerzos de Pekín a principios del año pasado para construir en pocos días hospitales de campaña improvisados en Wuhan, la ciudad del centro del país donde surgieron los primeros casos de covid-19 en diciembre de 2019.

Los edificios de cuarentena en Shijiazhuang están equipados con baños, wifi y aire acondicionado y cuando estén terminados, en los próximos días, albergarán a los casos contactos de los pacientes con test positivo.

La cadena estatal CCTV mostró a trabajadores con chalecos reflectantes y cascos de seguridad construyendo estructuras en la oscuridad. En los edificios ondeaban banderas con los nombres de los equipos de construcción y las unidades del Partido Comunista.

El centro debería tener suficientes unidades como para albergar a más de 4.000 personas una vez que esté terminado, dijo CCTV el martes.

Las obras comenzaron el 13 de enero, cuando varias ciudades del norte de China pusieron a millones de personas en confinamiento por el aumento de infecciones en las últimas semanas. Más de 20.000 residentes de los pueblos de la provincia de Hebei fueron puestos en cuarentena en instalaciones centralizadas, informaron los medios de comunicación estatales la semana pasada.

Millones de residentes locales fueron sometidos varias veces a test de covid-19

Códigos QR para verificar tu salud. Medidas más estrictas que antes, en ciudades lejanas al epicentro

China está en alerta máxima por una posible ola de casos provocada por las próximas fiestas del Año Nuevo Lunar, que plantean “enormes desafíos” para la prevención del virus, dijo la semana pasada Wang Bin, una alta funcionaria nacional de salud.

Durante las celebraciones, millones de habitantes de las ciudades viajan a sus pueblos de origen

El número de casos de covid-19 aumentaron en todo el mundo en las últimas semanas y el número total de muertos ya supera los dos millones.

https://www.swissinfo.ch/spa/una-ciudad-china-construye-a-toda-prisa-un-enorme-centro-de-cuarentena-contra-el-covid-19/46298716

En febrero China celebra el año nuevo chino, ¿por qué el gobierno, en vez de construir sus campos de concentración, no cancela las festividades, como ha hecho la contra-iglesia del anticristo cancelando todo evento religioso publico?

El gobierno es el amo dueño y señor de la granja humana y hace con ellas lo que quiere