LORENA VAZQUEZ: ¿QUÉ ME PIDES, SEÑOR?

Ya hace tiempo que mi alma busca y busca, y no encuentra una respuesta a esta pregunta: ¿qué me pides, Señor?

¿Acaso no ves que mis fuerzas son escasas y que mi alma, como huerto estéril, no produce frutos, o, si lo hace, son estos pequeños y desabridos?

¿Qué me pides, Señor?

¿Acaso el tiempo no ha demostrado mi cobardía, mis pasos inseguros, mi confianza maniatada, mis actos sin eco?

¿No has sentido cuántas veces Te he dejado, Te he cambiado, Te he traicionado, Te he ignorado, Te he desafiado y me he revelado?

¿Por qué me pides, si sabes que mi primera reacción nunca es entera, que siempre voy retaceando mi amor, que mientras Tú me cargas en tus brazos yo tantas veces, como una mercenaria, me arrojo de ellos sin volver siquiera mi mirada?

Señor, ¿qué me pides?… ¿Eso que sin tu ayuda no puedo darte?… Sí, lo sé… Que mis lágrimas obnubilan mis ojos, y sólo Tú eres capaz de limpiarlos con suavidad y paciencia…

¿Qué me pides? Acaso en todos mis desvelos no alcanzo a darme cuenta de que eso que me pides es lo que Tú me estás dando.

Yo nada soy, Señor, nada; a penas polvo que es levantado por el aire ante la menor brisa, y Tú, en medio de mis huracanes, me pides y me otorgas…

¿Qué soy Señor para que te esfuerces tanto en buscarme? ¿Acaso ya tu sangre bendita no lavó mis culpas y pagaste tan caro cada uno de mis crímenes; y, así y todo, a pesar de mis traiciones, Tú sigues llamando, buscando, pidiendo y dando…

Quiero darte todo y más Señor; y aunque a veces veo sólo en mis pequeñeces, sé que Tú estás ahí a mi lado para engrandecerme, pobre alma tonta que desvaría en medio de las distracciones temporales que la aquejan…

¡Vuélvete un instante!, mira quién está pidiendo y golpeando a las puertas de tu Corazón, ¿acaso no le darás todo y más cuando pide con tanta insistencia y amor?

Pídeme, Señor, porque, a pesar de todo y en medio de lo que ahoga mi presente, Tú sólo sabes qué es lo que deseas que te dé.

Toma lo que soy; y, aunque no entienda lo que pides, si eso quieres, eso te daré…