ESTEBAN SÁNCHEZ MALAGÓN: QUO VADIS, FRATERNITAS…?

Misterios de iniquidad

DESVIACIÓN DEL MOVIMIENTO TRADICIONALISTA

El laico Vitus Huonder “pontificando” en el seminario alemán de la Neo F₪₪PX

Ver vídeo Aquí

Para ellos se cumple esa profecía de Isaías: “Oiréis pero no comprenderéis, veréis y no conoceréis” (Mt. XIII, 14).

Esta espera milenaria de acabar con la Tradición de la Iglesia refleja la implacable enemistad puesta por Dios mismo desde el principio hasta el fin (desde el Génesis hasta el Apocalipsis) entre Satanás y su descendencia (los judíos), que rechazaron a Cristo, y la Santísima. Virgen y su descendencia.

Esta es la lucha del Anticristo contra Cristo; la que apóstatas y herejes se empeñan en borrar, quitando todo discernimiento de la verdadera Tradición de la Iglesia.

Esta enemistad necesitaba de los impíos Juan XXIII, Paulo VI, Juan Pablo II y del perverso Benedicto XVI, para que la humanidad pudiera asomarse al peligro patente de perder la inteligencia y la razón.

La igualdad del “vetus ordo” y del “novus ordo” (dos usos del mismo rito) tiene otro nombre: idiotez.

Negarse a distinguir entre Jesucristo y Buda, entre Jesucristo y Mahoma, entre un Papa católico y Lutero, entre la Misa Católica y el rito bastardo, es la realidad indiscutible de esa promoción sin par del abestiamiento que se implantó con un indulto (1984, “Quattuor abhinc annos”, siguió con la Carta Apostólica “Ecclesia Dei”) y se consumó con Summorum pontificum, imbecilidad episcopal y papal como sede del Anticristo, eclipsando a la Iglesia Inmortal, conforme fuera predicho por la Santísima Virgen en La Salette.

El obscuro y siniestro rostro de la falsa iglesia conciliar

Al tener ahora debidamente confesada la intención abolir el Sacrificio Perpetuo, según lo enseñado por el Profeta Daniel, queda sólo por llenar aspectos claves con la información faltante de la Bestia de la tierra.

Mi intención no es demostrar en este artículo la invalidez de los sacramentos en particular el Sacramento del orden y de la comunión, destruidos por Paulo VI, (para eso estudiar los escritos del P. Ceriani, del P. Méramo, del P. Turco, del P. Grosso, del P. Ramiro Ribas y lo que la FSSPX enseñaba hace cuarenta o sesenta años etc.)

Mi intención es demostrar la malicia diabólica de los actuales “hombres de iglesia”, que odian, a pesar de su desviación actual, la obra de Monseñor Marcel Lefebvre.

Mandil luciferino masónico y misal gnóstico luciferino de la Neo Fraternidad. Observe y reflexione

Pasemos revista de algunos personajes que andan por allí…

Vitus Huonder, 33° “obispo” de Chur (2007-2019)

Nacido el 21 de abril de 1942 en Trun / GR

Estudió filosofía y teología en Einsiedeln, Roma y Friburgo.

“Ordenado” sacerdote el 25 de septiembre de 1971 en Thalwil

1971-1973 estudios adicionales en Roma (dr. Theol.)

1974-1976 asistente universitario en Chur

1976-1981 pastor en Kilchberg / ZH

1981-1984 asistente parroquial en Sachseln

1984-1988 pastor en Egg / ZH

1988-1990 Estudios de habilitación en Friburgo (dr. Theol. Habil.)

1990-2007 Vicario general de Graubünden y moderador de Curiae canon residente desde 1990 (custodio)

El 6 de julio de 2007, elegido obispo de Chur por el capítulo de la catedral de Chur

La confirmación papal tuvo lugar el 8 de julio de 2007

Consagración episcopal el 8 de septiembre de 2007 en la iglesia del monasterio de Einsiedeln

Inaugurado el 16 de septiembre de 2007.

Renuncia (relacionada con la edad) al cargo aceptada por decíme Jorge el 20 de mayo de 2019.

Vitus en Zaitzkofen

Joseph Marie Bonnemain

Antes de su nombramiento, el capítulo de la catedral de Coira renunció a su derecho a elegir un obispo en un proceso sin precedentes (noviembre de 2020). Según informes de los medios, su nombre ya figuraba entre los tres candidatos al puesto.

Tras más de veinte meses vacante, sucedió en el cargo a Vitus Huonder, que desde entonces reside en el Instituto Santa María de la Neo F₪₪PX.

Su nombramiento como obispo de Chur fue el 15 de febrero de 2021 por decíme Jorge, y su “consagración” episcopal el 19 de marzo de 2021 en la catedral de Coira

“Ordenado sacerdote” el 15 de agosto de 1978 en Roma (“Sacerdote” de la Prelatura del Opus Dei)

Joseph Marie Bonnemain se arrodilla y pide la bendición del pueblo.

¿Les recuerda a alguien?

Joseph Bonnemain se arrodilló dos veces el día de su “consagración” en Coira. Una vez ante el cardenal de la Curia, Kurt Koch, quien lo consagró como obispo. Y al final se arrodilló ante la gente para ser bendecido antes de dar la bendición como nuevo “obispo”.

Por allí dicen que las heridas infligidas a la diócesis por los “obispos” Wolfgang Haas, Vitus Huonder y el administrador apostólico Peter Bürcher siguen siendo dolorosas, y que el proceso de curación puede comenzar con el obispo y doctor Joseph Bonnemain.

Grichting y Bühler están ausentes

Un constructor de puentes también debe estar listo para hablar con los conservadores.

Joseph Bonnemain ha enviado señales conciliadoras al vicario general Martin Grichting y al pastor de la catedral Gion-Luzi Bühler. Señales que no fueron retribuidas: ambos faltaron a la “consagración episcopal”.

Mujeres ayudando activamente durante la ceremonia

El ritual también estuvo bajo el signo del ecumenismo. En presencia del Ministro de Ecumenismo del Vaticano, Kurt Koch, Joseph Bonnemain dio la “Comunión” a tres personas reformadas de alto rango: la presidenta de la Iglesia Evangélica Reformada en Suiza, Rita Famos; el presidente del Consejo de la Iglesia de Zúrich, Michel Müller, y el consejero del Gobierno de Zúrich, Mario Fehr.

Cuatro días después de la “consagración” del obispo, el portal de ultraderecha kath.net envió un mensaje y afirmó que la “administración eucarística para los protestantes” provoca una “discusión acalorada”. Según kath.net, el obispo Joseph Bonnemain “contrariamente a las claras reglas de la Iglesia católica (…) administró la Sagrada Eucaristía a estas tres personas no católicas, lo cual está claramente prohibido”.

Joseph Bonnemain respondió a sus críticas: “Las normas y criterios generales para recibir la comunión por parte de los no católicos se establecen tanto en el Directorio para el Ecumenismo como en el CIC, canon 844, claramente establecido. La implementación de estas normas hacia personas concretas individuales durante una celebración pública tiene en cuenta las circunstancias existentes y la actitud personal del individuo. Debido a la protección de la privacidad, los medios de comunicación no son el lugar para comentar sobre tales cosas”.

El cardenal de la curia, Kurt Koch, informó a kath.net que solo se enteró de la entrega de la comunión a los protestantes después de la celebración. “No me informaron y tampoco vi nada. No distribuí la “Sagrada Comunión” durante la celebración de la ordenación episcopal, pero me senté en mi silla en la sala del coro. En estos momentos suelo rezar por mí mismo y no mirar para ver quién viene a la comunión. Por eso también me sorprendieron las cartas posteriores “, dice kath.net, citando al Ministro de Ecumenismo del Vaticano.

Vitus Huonder también lo hizo

Lo que esconde kath.net: Después de la ordenación episcopal, Koch habló con la presidenta de la iglesia Suiza Evangélica Reformada, Rita Famos, entre otros. El cardenal incluso es amigo de su predecesor, Gottfried Locher.

Kath.net también guarda silencio: figuras conservadoras (falsos conservadores) como el “obispo” Vitus Huonder también dieron la comunión a las personas reformadas. El ex obispo ahora vive con los cismáticos hermanos Píus en el instituto de niños Sancta María en Wangs SG.

Dice Kath.ch: En 2012, Vitus Huonder fue obispo de Coira y asistió a la dedicación de la iglesia de Santa María en Saturdayern ZH el 12 de febrero. El pastor Mario Pinggera recuerda: «Antes de que comenzara la consagración, el obispo Vitus Huonder me preguntó si también estaban presentes personas reformadas y si vendrían a la comunión. Le dije que tenemos una muy buena relación ecuménica. ¡Y deseo que este siga siendo el caso después de la consagración!

“Antes del comienzo de la comunión, el obispo dijo: “Quien crea que Cristo está verdaderamente presente en este pan, debe venir”. Mario Pinggera dice: “Por eso luego lo elogié en la sacristía.

Y kath.net esconde algo más: el cardenal Joseph Ratzinger dio la comunión en el Requiem por Juan Pablo II, al hermano Roger Schutz von Taizé. Schutz era protestante, y había participado en la “Eucaristía católica” en Taizé durante décadas.

Un hereje y apóstata dentro de la Neo F₪₪PX

El término apostasía viene del griego ἀποστασία, que significa “salida”, “defección”, “revuelta” o “rebelión”.

Apostasía, ha sido descrita como:

1 Una salida plenamente consciente o una rebelión contra la doctrina que dejó Jesucristo o el rechazo a Cristo por parte de alguien que ha sido cristiano.

El Conciliábulo Vaticano II llevó a cabo una Revolución y una Rebelión contra la doctrina dos veces milenaria de la Iglesia.

2 La apostasía es una categoría teológica que describe a aquella persona que ha abandonado voluntaria y conscientemente su fe en Dios y concretamente en Jesucristo.

La iglesia conciliar a abandonado voluntaria y conscientemente la verdadera fe.

3 La apostasía es lo contrario de la conversión.

El Conciliábulo Vaticano II ha logrado una conversión masiva a la contra iglesia del Anticristo.

¿Qué significa apostasía en términos más detallados? La definición de apostasía, significa un repudio total de la doctrina de Cristo, y no sólo rechazar ciertas creencias, lo cual sería una herejía. Es el abandono total y voluntario de la religión católica, ya sea que el apóstata abrace otra religión, como el paganismo, judaísmo, islam, etc., o meramente hace profesión de una religión adulterada y vaciada, de sus dogmas etc.

El hereje se diferencia del apóstata en que él únicamente niega una o más verdades reveladas, mientras que el apóstata niega la misma religión, un pecado que siempre ha sido considerado como uno de los más graves.

En el sentido más estricto y formal, la apostasía significa renunciar a la profesión de la fe Católica.

En el sentido más amplio, cualquier hereje es un apóstata, porque, como enseña el Papa León XIII, los que disienten en un solo punto de la fe rechazan absolutamente toda la fe.

Sin embargo, en el sentido real, la apostasía se refiere a cualquier herejía o herejías que luego se traducen en un rechazo directo de Cristo, incluso si esa persona sigue afirmando tener fe en Cristo.

Martín Lutero, por ejemplo, a menudo es llamado apóstata por los historiadores y escritores católicos.

Recordemos la ceremonia ritual que se llevó a cabo en la inauguración del túnel de San Gotardo, ahí se lanzó el mensaje de la unión de la falsa iglesia conciliar y una falsa tradición unidas al Anticristo.

¿No es lo que estamos viendo hoy?

¿No les dice nada el ver a un hereje y apostata dentro de las filas de la supuesta “Tradición”?

Vitus Huonder y sus herejías dan a entender que están bien vistas en la hoy falsificada tradición; la Lex credendi se ha tirado al cesto de la basura y la Lex Orandi niega a Cristo.

Al recibir a este personaje y permitir celebrar ritos propios de un sacerdote y de un obispo, la neo F₪₪PX se ha hecho cómplice de que se rinda culto mediante prácticas de religiones no cristianas, que pueden hoy dar culto a los demonios gracias a las demandas Amasónicas.

Quo Vadis, Fraternitas?… Hacia la NUEVA tradición

Señor, ten piedad de ellos…