CONTRA FRANCO, CONTRA LA IGLESIA

caudillo-uniforme-falange.jpg

La ley de memoria se aprueba entre aplausos de invitados antifranquistas

CiU logra excluir del texto los monumentos «artístico-religiosos» de la Iglesia

Setenta años de historia condensados en tres horas de intenso debate. Con un centenar de testigos, la mayoría supervivientes del antifranquismo, el Congreso aprobó la primera ley de memoria de la democracia, que contó con el apoyo de todos los grupos menos el PP y ERC, como estaba previsto, y ahora pasa al Senado. Los antifranquistas aplaudieron desde las tribunas -algo prohibido-, algunos lloraban y el presidente, Manuel Marín, tuvo que llamar al orden ante la emoción desbordada.

Uno tras otro, los portavoces que la apoyaban homenajearon a los luchadores antifranquistas, algunos con 23 años de cárcel a sus espaldas como el poeta Marcos Ana. Y todos trasladaron la urgencia de la ley, que homenajea a una generación que está desapareciendo. «No hay derecho a que durante la Transición se les dijera que era demasiado pronto y ahora que ya es demasiado tarde. Tienen más de 70 años. Hemos hecho leyes para las plantas de vivero y hay quien dice que no es necesario hacerlo para quienes perdieron la guerra», resumió el socialista José Andrés Torres Mora.

Todo transcurría en tono de homenaje a las víctimas y de denuncia por la excepción española, ya que es el único país de su entorno repleto de homenajes a la dictadura. «Algo no va bien cuando incluso hoy, el PP habla de la placidez del franquismo, cuando la Iglesia no pide perdón por llevar al dictador bajo palio, cuando héroes de la lucha antifranquista, como Simón Sánchez Montero han muerto casi en el anonimato y genocidas como Queipo de Llano están enterrados a los pies de la Macarena», se lamentó Joan Herrera, de IU-ICV.

jaca-antifranquista.jpgLa ley se aprobó sin apenas modificaciones, salvo la introducción de una excepción al artículo 15, de retirada de símbolos, que promovió CiU y beneficia a la Iglesia: se salvarán cuando concurran «razones artísitico-religiosas». El PP no la votó e intentará que se retire esa enmienda transaccional porque no autorizó su tramitación. Estaría así, extrañamente, trabajando en contra de los intereses de la Iglesia.

Fue Eduardo Zaplana quien rompió la línea de reivindicación de la ley que había dominado el debate. El portavoz del PP, sin entrar en ningún momento al contenido concreto del texto, montó un gran revuelo al citar a referentes de la izquierda como Felipe González o Manuel Azaña para criticar la ley. «No lo manches», le gritaba Álvaro Cuesta desde su escaño cuando mentó a Azaña. Santiago Carrillo se llevaba las manos a la cabeza en la tribuna de invitados.

La tesis de Zaplana es sencilla. El PSOE, plagado según dijo de hijos de franquistas, al contrario que él, que reivindica su pasado en las juventudes de UCD y una familia no vinculada al régimen, «se ha radicalizado». «Pero por mucho que ustedes se radicalicen no van a separar al PP del centro político ni de la libertad que siempre hemos defendido», dijo entre grandes protestas. Varias veces aludió a esas familias de los socialistas, pero se frenó: «No daré nombres». ¡Dalos, dalos! le gritaban desde el PSOE. Él, lejos de amilanarse, subió el tono: «Por primera vez en democracia, el Gobierno y sus socios deciden hacer de las fosas de la Guerra Civil un argumento de propaganda».

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, principal responsable de la ley -el presidente no estuvo ni para votarla-, reconoció que se ha mejorado mucho y criticó al PP. «No hay ni una sola línea que no pueda ser respaldada en su integridad por cualquier demócrata», sentenció. «Ésta es una ley que se ocupa de las víctimas y de sus familias, que deja la historia a los historiadores, a los jueces lo que es de los jueces y que, al tiempo que amplía, extiende e instaura derechos», insistió.

Al final hubo una gran foto de familia en la que estaban quienes la redactaron y las víctimas a las que iba dirigida. Y una de ellas gritó: «Hoy, por fin, se ha acabado la guerra».

 

CARLOS E. CUÉ – Madrid – 01/11/2007

19 comentarios sobre “CONTRA FRANCO, CONTRA LA IGLESIA

  1. El Capo de los curas danilo fue Franco? De veras que si eres espanol no creo que conozcas la historia y si no lo eres es lo mismo. Que relacion tiene Franco con los Curas? Es que Franco era Obispo o Cardenal?
    Se beatificaron a 498 Martires.
    Y seguro que no sabes de los horrores cometidos con los religiosos en Espana? Bueno, en fin danilo que el Senor te acompane?
    Paz y Bien.

  2. dANILO, hay que leer un poco de historia, los Martires Cristianos, murieron por la FE en Cristo, y no por su apoyo a Franco, (muchos ni siquiera les interesaba el rollo politico) la persecucion religiosa en España comenzo casi dos años antes de la guerra civil Española, entre los martires estaba un Mexicano y otros extranjeros, que nada tenian que ver con Franco ys su traumas, ellos fueron ahi por la Fe y como tales murieron martires de la Fe, no hya que mezclar un episodio tan triste como la guerra civil, el Franquismo y esas cosas a las cuestiones de Fe, bien es sabido que desde la «ilustracion» y la epoca del «racionalismo» europa se ha convertido en la perseguidora de la Iglesia por excelencia, debido a un ateismo y racionalismo estupido que hace dicotomias entre la Fe y la Razon por demas bobas y tontas. (vaya «racionalistas»)

  3. Estar en contra de Franco no significa estar en contra de la Iglesia… Por si alguien no lo sabía, Franco era de la masonería y la iglesia, que padecía una situación difícil, aceptó un pacto con él (admito que fue un error, pero bueno, era lo que había) para asentar de nuevo la piedad católica española, que se remonta a siglos y que hoy por desgracia se está perdiendo.

    Una cosa es segura: Franco no murió cristianamente al servicio de nuestro país, un masón que mató a tantas personas, tiranizó la política y mandó con mano de hierro no merece llamarse cristiano de ningún modo.

  4. Ojo con ese otro Caballo de Troya que está metido en la Iglesia: el Opus Dei.
    El franquismo dejó el falangismo de lado y se entregó al Opus.
    Lumasa

  5. Ignacio José¨: compraste lo que QUERÍAS COMPRAR. Pero debes saber que DIOS ESCRIBE DERECHO CON LÍNEAS TORCIDAS en el supuesto caso que fuera como crees saber.De todos modos el Generalísimo FUE UN HOMBRE PROVIDENCIAL, OBSTACULO DE DIOS para que España no cayera en la orgía de un guerra INJUSTA.Un privilegio, ciertamente. Recuerda aquel canto que entonaban los requetés en las vísperas del encuentro con Hitler en Hendaya: «El tren que va a Hendaya,tiene sólo dos vagones. En uno va Franco y en otro SUS COJONES».

    ¿Qué cosa crees que le sucede ahora a España por haber aceptado el PLURALISMO PROMISCUO tanto en religión como en política que es una consecuencia de la religión que se profese?

    Por favor, ¿nos puedes acercar algún documento que legitime lo que dices de la filiación masónica del Generalísimo? Desde ya gracias por la información.

  6. No es serio eso que presentas. ¿Me has tomado por imbécil?

    Por favor, si deseas compartir este blog, para no insultar a las inteligencias de los que leen,aprópiate de CERTEZAS, no de cuentos de viejas y menos de panfletos de partisanos baratos y de literatura de kiosko.

  7. Yo no te he tomado por imbécil en absoluto. Y a ver, si por lo menos, tenemos un poquito de educación. Que yo sepa, ni siquiera he faltado a nadie.

    A ver si puedes presentar tú otro mejor, tanto hablar… hombre, por favor

  8. Franco era masón, su hermano Nicolás y su padre lo eran también. Intentó entrar tres veces a una Logia Masonica, pero la influencia de su hermano se lo impidió, ya que este conocia la ideologia de Paquito.

  9. EL UNICO COMENTARIO QUE SE ME OCURRE HACERTE SR. IGNACIO JOSE, ES QUE HAS ESCRITO EL MAYOR NUMERO DE TONTERIAS EN EL MENOR TIEMPO POSIBLE REFERENTE AL GENERALISIMO FRANCISCO FRANCO, SE VE QUE NO HAS LEIDO SU TESTAMENTO POLITICO.
    AHORA BIEN, SI TE REFIERES A SU HERMANO RAMON FRANCO, TE DIRE QUE ERA REPUBLICANO, Y PREFIERO QUEDARME CALLADÓ PERO FRANCISCO FRANCO ¿¡ MASON!?. POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS.
    DESDE LUEGO, NO ESTOY DE ACUERDO CON LOS ULTIMOS AÑOS DEL FRANQUISMO, QUE SE VENDIÓ » POR UN PLATO DE LENTEJAS» PERMITIENDO LA INMORALIDAD DEL DESTAPE DE LOS AÑOS SESENTA, POR UN PUÑADO DE DOLARES. Y LAS CONSECUENCIAS LAS TENEMOS HOY EN DIA CON LA GRAN APOSTASIA ESPAÑOLA DONDE SOLAMENTE EL 14 % DE LOS JOVENES, SE DECLARAN CATOLICOS
    LA VERDAD AUNQUE RESIDO EN MEXICO, ME DA VERGUENZA CONFESARME ESPAÑOL.

  10. EN POCAS PALABRAS, FRANCO DEJO A ESPAÑA EN 1975, EN EL MISMO ETADO QUE LA ENCONTRÓ EN 1936. Y PARA ESO MURIERON EN LA GUERRA CIVIL UN MILLON DE ESPAÑOLES

  11. Ni Ignacio José ni Pepe deben hablar al pepe.

    El General Francisco Franco sentía una especial aversión hacia la masonería, lo que le llevó a sistematizar y extremar su persecución con penas de cárcel (entre doce y veinte años) para 2.300 personas por el delito de masonería, aplicado con carácter retroactivo. Durante los primeros meses de la guerra, la pertenencia a logias masónicas suponía inmediatamente el fusilamiento.

    El propio Franco escribió, con el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos para el diario «Arriba» que luego fueron compendiados en un volumen con el título «Masonería». Los noticiarios llegaron incluso a difundir una supuesta entrevista entre el caudillo y el tal señor Boor en la que, como era de esperar, ambos conversaron afectuosamente.

    Incluso después de la aprobación de la Constitución de 1975, fue necesaria una sentencia del Tribunal Supremo para permitir la inscripción de la masonería en el Registro Nacional de Asociaciones en 1979.

    ¿Está claro? Ustedes cumplen órdenes en vez de atreverse a NO MENTIR.

    El General Francisco Franco sentía una especial aversión hacia la masonería, lo que le llevó a sistematizar y extremar su persecución con penas de cárcel (entre doce y veinte años) para 2.300 personas por el delito de masonería, aplicado con carácter retroactivo. Durante los primeros meses de la guerra, la pertenencia a logias masónicas suponía inmediatamente el fusilamiento.

    El propio Franco escribió, con el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos para el diario «Arriba» que luego fueron compendiados en un volumen con el título «Masonería». Los noticiarios llegaron incluso a difundir una supuesta entrevista entre el caudillo y el tal señor Boor en la que, como era de esperar, ambos conversaron afectuosamente.

    Incluso después de la aprobación de la Constitución de 1975, fue necesaria una sentencia del Tribunal Supremo para permitir la inscripción de la masonería en el Registro Nacional de Asociaciones en 1979.

    El General Francisco Franco sentía una especial aversión hacia la masonería, lo que le llevó a sistematizar y extremar su persecución con penas de cárcel (entre doce y veinte años) para 2.300 personas por el delito de masonería, aplicado con carácter retroactivo. Durante los primeros meses de la guerra, la pertenencia a logias masónicas suponía inmediatamente el fusilamiento.

    El propio Franco escribió, con el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos para el diario «Arriba» que luego fueron compendiados en un volumen con el título «Masonería». Los noticiarios llegaron incluso a difundir una supuesta entrevista entre el caudillo y el tal señor Boor en la que, como era de esperar, ambos conversaron afectuosamente.

    Incluso después de la aprobación de la Constitución de 1975, fue necesaria una sentencia del Tribunal Supremo para permitir la inscripción de la masonería en el Registro Nacional de Asociaciones en 1979.

    El General Francisco Franco sentía una especial aversión hacia la masonería, lo que le llevó a sistematizar y extremar su persecución con penas de cárcel (entre doce y veinte años) para 2.300 personas por el delito de masonería, aplicado con carácter retroactivo. Durante los primeros meses de la guerra, la pertenencia a logias masónicas suponía inmediatamente el fusilamiento.

    El propio Franco escribió, con el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículos para el diario «Arriba» que luego fueron compendiados en un volumen con el título «Masonería». Los noticiarios llegaron incluso a difundir una supuesta entrevista entre el caudillo y el tal señor Boor en la que, como era de esperar, ambos conversaron afectuosamente.

    Incluso después de la aprobación de la Constitución de 1975, fue necesaria una sentencia del Tribunal Supremo para permitir la inscripción de la masonería en el Registro Nacional de Asociaciones en 1979.

  12. Claro que le tenia aversión a la Masoneria, desde que le rechazaron entrar 3 veces en aquella Logia creció su odio hacia los masones.

  13. Brindemos por la patria
    por la libertad y la democracia
    gracias a esta la dictadura terminó.
    Franco era un mal nacido, ya lo insinuó su madre, pero más sufro yo por los que murieron a sus manos que por la muerte de su fiel servidor Carrero Blanco.
    Todos quisimos acabar con la dictadura no pudimos. Los rojos armados con escopetas y pistolas se escondían por las más altas montañas, pasaban hambre y frío pero nadie los detuvo jamás porque aunque sus cuerpos se encontrasen fusilados y descuartizados sus almas siempre estarían con un gramito de esperanza para acabar con el Antiguo Régimen y poder conseguir una nueva España, donde haya libertad de expresión, donde cuando bailes con tu querida no te venga un policía y te señale por medio:
    -Aire, deja que pase la corriente.
    Esta nueva España llegará pronto hasta que Don Juan Carlos se retire y deje paso a una nueva era la era de la democracia parlamentaria.
    Un saludo.

  14. ¿ que el General Franco dejó España como la encontro ?

    enseñanza obligatoria, seguridad social, vacaciones pagadas, una vivienda para cada familia, SEAT, astilleros, altos hornos, universidades llenas de hijos de obreros, asistencia sanitaria universal, y sobre todo PLENO EMPLEO

    Eso es lo que nos dejó el General Franco y eso es lo que no le perdona el comunismo, haber llevado a España al siglo XX.

    Por cierto, el heredero del General Franco es S.M. Don Juan Carlos I, todo lo que somos, nos guste o no lo somos gracias al General Franco

Los comentarios están cerrados.